Qué cosa esta…

…de estar solo, con mis pensamientos, con mis sentimientos, con mi paz, con mi calma, con mi decidir, con mi desnudez de tantas cosas que me la pelan, con la sencillez de las que realmente me importan, con el silencio, con el estallar de la cabeza y la farsante culpa ardiendo a borbotones. Qué cosa esta de ser un ser único, suspendido en el tiempo que robo a fuerza de desgaste y perder cosas tan de mi esencia que incluso llego a no reconocerme ya en las huellas que voy dejando y en las que quiero imprimir al camino.

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

Ahora sólo queda…

…que todo sea como tú quieres que sea y no como es, la única manera de salvarte es poder decir “te lo dije”, “yo ya lo sabía”, es la única forma de recuperar todo lo que has perdido, incluso tu dignidad. Y tu obsesión te lleva a invadir la intimidad de los demás, a saltarte todas las reglas de la libertad humana, incluso a inventar tu propia película y creértela, necesitas pensar que las cosas son como tú quieres que sean para no sentirte un miserable y para no tener que pedir perdón, como te exigiría el concepto ilusorio que tienes de ti mismo.

(Hasta hoy he sido muy paciente y comedido, a partir de ahora cuídate, “compañero”, que será un juez quien te ponga el dedo en la nariz con todo lo que tengo en mi poder. No eres tan intocable como te crees).

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

Cultiva tu alma

Tu físico pasará, muchas de las personas que te rodean pasarán, los “amigos” que babean por tu figura pasarán, las ambiciones pasarán, quienes compran tu compañía se irán, todo lo que puedas conseguir con dinero pasará… Pero hay algo que nunca pasará, hay algo que está dentro de tu alma, aunque a veces no lo veas o prefieras taparlo con trapos caros o fotos en las redes sociales, hay quien hizo por ti cosas increíbles, quien daría su vida por ti, y no porque te lo diga, sino porque lo ha demostrado mil veces, ha estado ahí SIEMPRE aunque no haya sido de la forma concreta que tú esperabas, y una sola palabra le basta para dejar de lado todos sus planes, por importantes que puedan ser, y hacer cientos de kilómetros para abrazarte… Aunque sea para que tú no dejes de mirar tu ombligo como la niña caprichosa y malcriada que nunca quiso que fueras pero en la que, igual, te has convertido.

Puedes seguir siendo injusta, pero mejor sería que cultivaras tu alma, que la dejaras en harapos y rascaras para ver qué hay en lo más profundo… Porque el tiempo pasa, y es lo único que no podrás recuperar, porque tantas veces una mano tendida no puede quedarse sin respuesta y congelada por el rencor y el desprecio, porque la palabra y los abrazos salvan la pureza de las personas, porque es de bien nacido ser agradecido… Cultiva tu alma.

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

Qué gris está el el día…

Viento sur y las nubes encerradas en la contienda de este valle. Algún rayo de sol se escapa a intervalos breves y choca contra el cristal de la ventana, como la luz de un faro, como queriendo recordar todo lo que hay detrás, preludio de tierra firme, de anclas, de tabernas donde beber la vida de las barricas más recias y afrutadas. Sublime estado de embriaguez que hoy me queda tan lejos que no atino a enfocar con precisión, tantos actos de fe… tantas piedras en el camino…

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

Abuelito

Y hay que seguir caminando diciendo adiós,
pasando datos, que estaban en RAM, al disco duro,
hay que seguir, sabiendo que sin ti ya no soy tan yo,
que será más difícil, sin las raíces, hacer brotar los surcos.

Si tú supieras el vacío que dejas en mis suelas,
que no habrá barro que dé tanta vida como el tuyo…
Te me vas, y a llanto y rabia te suelto letras,
bebiéndo del dolor, que en tu piel ya lucía demasiado injusto.

Aún no puedo ni medir lo mucho que en ti te me llevas,
sólo veo tus eternos que me quedan cosidos como galones.
¡Ay abuelito! ¡Cuánto te quiero! a cañón y sin reservas,
en la carne, en el abrazo, en el beso… Y ahora, más que nunca, en las razones.

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

A una semana…

…de volver a subirme a las tablas, de volver a sentir esos nervios, esas miradas, esa complicidad, de volver a poner a prueba a la voz y a las manos, de poder contar cosas con las palabras y con el alma, de ser pequeño frente a los más grandes…

A una semana, pero no es un regresar, es un renacer, porque es todo tan distinto… ha pasado tanto tiempo, sucedieron tantas cosas…  soy tan otro a pesar de ser tan yo…

A una semana del inicio del resto de la vida, espero que sea tan especial como lo he soñado…

Publicado en Sin Clasificar | 2 comentarios

Tiempo de café

Leído entre Cantabria, Cáceres y Cádiz,
con la dedicación que requiere un buen café,
bebiendo cada sorbo que ha midado el lápiz
en tantos reflejos de lo que es usted.
Y no es por lejanía en la edad, sino por respeto,
que decido no tutearle,
señor escribidor de tan profundos versos,
tan sencillos al tiempo, tan elegantes.
Gracias y enhorabuena por regalarse en libro,
por mezclar su arte con el de mi linda Carmen,
por tener la suerte de sentirle amigo
en las redes, en los huesos y en la carne.
Gracias por abrirse camino,
escribiendo, como hacen los grandes,
desoyendo a sanguijuelas de río,
para brindarnos el placer de leerle, Ángel.

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario