Cizañera

Hoy que está la luna para recostarse en ella
a escribir en su regazo,
llena de luces,
cicatrizada de antaños,
calma de cruces,
ciega de abrazos.
Hoy que está la luna para reinventarse treguas
y salir de los letargos,
viajera entre nubes,
cizañera al descaro,
revuelta de chutes
de ausencia y empacho.

Hoy que ella está y yo acompaño…

Anuncios
Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

Labios a un latido

¿Quién le ha contado mi vida
a Lucas, a Suárez y a Sabina?
¿Quién anda, sin permiso,
poniendo en mi camino
los trenes de mis vías,
los nervios a este día,
los labios a un latido…?

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

El eucalipto…

Allá al pie del eucalipto está el Desenvuelto,
tiene en la boca las pares de una oveja,
id a ver dónde está el borrego
y traedlo al corral de a la vuelta,
no vayan los abantos a hacer de las suyas,
no vayamos a perderlo de aquella manera.
Así que andando y dejad la tertulia,
que así son las cosas aquí en La Higuera.
¡Venga, vamos, sin excusas!,
¿O no habéis escuchado a la agüela Eufemia?

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

Buscando luces…

Cuáles son las razones que alberga mi regreso, cuáles las que me amarran lejos…

¡Joder! ¡No lo sé y lo tengo dentro!

Queda claro en la balanza que no son de una sola naturaleza, se mezclan sentimiento y lontananza con la pena, y agarrota la amenaza al desentierro de algún fuego muerto que me imprimió larga condena.
Las gentes, los sitios, lo conveniente, los exilios, las palabras relucientes de mi niño en los oídos… La amarga sensación de fallar a los latidos con mi decisión, de fallarle al cariño, de fallarle al amor… De no ser lo que esperan de mí, allá, aquí… Quienes me han arropado tantas noches los dolores, el vivir, los sudores y el tiempo de invertir las ilusiones.
Cuáles son las razones… Unas se desordenan, otras, a escondidas, se descomponen…

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

Y llorar de alegría…

…mientras volvía a casa.
Atrás esa incertidumbre que ardía,
atrás esa ausencia tan larga.

Al fin un reencuentro visual,
una carrera en busca de un abrazo,
una paz del alma al descansar,
un sentir en un instante tanto de tanto.

Quédate un rato más, vamos a un recado
y mientras te pongo al día.
Un parque como antaño,
un paseo de la mano
entre recuerdos y semillas.

Un rato en casa
antes de marcharte,
o mejor comemos juntos
y ya te vas por la tarde.

Échate la siesta,
ratitos de colchón,
y después de la merienda
igual te vas, o no…

Un ajedrez,
un quédate, cenamos y duermes conmigo,
un no puede ser,
un piel con piel,
un te quiero tanto… infinito.

 

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

La vida al revés

Yo pensé que uno debía ir a terapia cuando es incapaz de respetar a sus semejantes, cuando pierde sus principios y valores, cuando todo le da igual, cuando es capaz de desligarse de los que le quieren sin dolor, cuando hay una falta de compromiso y lealtad…

Pero resulta que no, que ahora hay que ir a terapia para aprender a que te de igual que la gente a tu alrededor defraude a los demás, para aprender a querer desde el descompromiso, para no sentir desgarrarse el alma cuando dejas atrás a un hijo, para no considerar único y especialmente especial un amor que lo ha sido todo en tu vida, para evitar sufrirlo a toda costa tapando el dolor con banalidades, para aprender a no cumplir horarios y compromisos laborales sin sentirte mal…

…La vida al revés…

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario

Tuve celos del tiempo

Tuve celos del tiempo
en los lugares en que no estuve,
por soñar tus cielos,
por vivir tus nubes,
del amor fui ciego,
del mundo olvido,
de minutos eterno,
del infinito camino.

Publicado en Sin Clasificar | Deja un comentario