Tiempo de café

Leído entre Cantabria, Cáceres y Cádiz,
con la dedicación que requiere un buen café,
bebiendo cada sorbo que ha midado el lápiz
en tantos reflejos de lo que es usted.
Y no es por lejanía en la edad, sino por respeto,
que decido no tutearle,
señor escribidor de tan profundos versos,
tan sencillos al tiempo, tan elegantes.
Gracias y enhorabuena por regalarse en libro,
por mezclar su arte con el de mi linda Carmen,
por tener la suerte de sentirle amigo
en las redes, en los huesos y en la carne.
Gracias por abrirse camino,
escribiendo, como hacen los grandes,
desoyendo a sanguijuelas de río,
para brindarnos el placer de leerle, Ángel.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin Clasificar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s